Nadie puede negarlo… Hoy en día, los “MAKEOVERS” están de moda. Además, está comprobado que: la reconstrucción y renovación del hogar y el rejuvenecimiento de la persona misma (a través de cirugías y tratamientos de belleza) están estrechamente relacionados, no sólo con el bienestar y satisfacción personal, que no es poco, sino también con más y mejores oportunidades de éxito.

Entonces, ¿qué hay de la imagen corporativa de su empresa? Acaso, ¿necesita un “LOOK” nuevo? Estos tiempos exigen que la imagen de su empresa refleje actualidad, vanguardia, progreso.

La premisa es “renovar o morir”… los clientes nuevos son más exigentes y la competencia, más retadora. Cuando las empresas redefinen su imagen visual pueden transformarlo todo, desde subirle la moral a sus empleados, hasta lo vital… clientes nuevos y más ventas.

El diseño de un LOGO NUEVO será el eje sobre el que girará el desarrollo de su nueva imagen. A veces, el cambio puede realizarse en forma gradual, mejorando o “refrescando” un logo ya establecido, como lo consideramos en nuestra edición anterior. Otras veces, habrá que realizar un cambio más drástico, basado en un concepto nuevo y totalmente diferente a lo anterior, para que la nueva imagen refleje la actualidad de la marca y se convierta en una herramienta eficaz de ventas.

¿Es su logo poco dinámico o demasiado casual? ¿Refleja la realidad de su empresa y sus objetivos a futuro? ¿Es anticuado o considera que tiene aspectos negativos, como similitudes con los de la competencia? ¿Necesita una transformación total?

Para decidir con inteligencia y lograr el éxito es necesario contar con un especialista, que además de rediseñar el logo, lo asesorará sobre otras cuestiones de vital importancia para crear una cohesiva y duradera imagen.

A continuación, exponemos dos ejemplos de empresas que se animaron a la renovación total de su imagen, logrando el impacto deseado.

Diseños nuevos por montesdesign.net

El rediseño del logotipo marcará el rumbo de su nueva imagen y será la guía para todo lo relacionado con la publicidad, “branding” y mercadeo.

Cuando en todos los elementos de comunicación se reconozca el mismo plan de diseño, la imagen corporativa de su empresa resultará coherente y generará confianza. A medida que el tiempo pase, acumulará más atención y persuasión.

Pablo Montes
montesdesign.net